Mientras hoteles, navieras, aerolíneas, y sobre todo portales de internet, responden a sus consumidores: “no nos llamen, no podemos atender la enorme cantidad de llamadas”, o te quedas horas esperando para ser atendido en un call center, que en muchos casos la llamada termina cortándose;

a nuestros clientes los reinstalamos en vuelos para que regresaran a sus hogares, y les estamos reprogramando sus viajes o tramitando por medio de nuestros canales directos sus reembolsos.

Esta es la gran diferencia entre ser “consumidor” de un portal en internet, y un cliente de Viajes Excelsior. Nuestros clientes reconocen esta diferencia y ahora sus hijos y nietos millenials habrán aprendido muy bien la comodidad y el valor de viajar con el respaldo de una agencia de viajes.

 

 

En la imagen: Un grupo que viajó a Israel el pasado mes de febrero, sus vuelos de regreso fueron cancelados por la contingencia de la pandemia, después de una enorme labor de Felipe, nuestro gerente de grupos y gran colaboración de Lufthansa, logramos regresarlos a México en su fecha programada.