CLUB MED  “C’est Bon Pour Le Moral”

Para entender la esencia y el espiritul de “Club Mediterranee” y cómo surgió algo tan excepcional, debemos conocer un poco más sobre la extraordinaria historia de sus creadores.

El Club Med fue fundado en Francia, en 1950, por dos sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial, Gérard Blitz y Serge Trigano. Eran tiempos de tremenda depresión en Europa cuando el destino juntó a Blitz, apasionado de los deportes acuáticos y medallista en waterpolo, con Trigano, amante del teatro, ambos idearon un concepto innovador para levantar la moral y brindar a los jóvenes franceses y Belgas de los años cincuenta, una escapada de su depresión de post-guerra en las playas más paradisiacas del Mediterráneo a un costo muy accesible.

Blitz nació en Bélgica, fue hijo y sobrino de campeones de natación, proveniente de una familia judía dedicada al pulido de diamantes en Amberes. Aprendió el oficio de los diamantes pero lo único que verdaderamente le apasionaba era la natación y eventualmente logró ser seleccionado para el equipo de waterpolo representando a Bélgica en la Olimpiada en Berlín de 1936. Después de la invasión alemana, Blitz fue arrestado por la Gestapo, con ayuda de amigos belgas logró escaparse. Colaboró con la resistencia Francesa y finalmente se refugió en Suiza hasta que terminó la guerra.

Al regresar a Bélgica, Blitz abrió una academia de natación y con el tiempo fue descubriendo como la actividad al aire libre y la natación le resultaron a él y otros de gran ayuda para levantarse el ánimo y recuperarse de los traumas de la guerra.  Eventualmente alquiló un hotel cerca de Chamonix con el solo propósito de ayudar a sobrevivientes que el gobierno de Bélgica le fue enviando.  Mientras tanto, Blitz soñaba con crear un campamento vacacional en alguna playa cálida del Mediterráneo y este sueño lo pudo realizar cuando conoció a Serge Trigano y juntos fundaron el  “Club Mediterranee”

Trigano nació en el Sur de Francia, hijo de emigrantes judíos de Argelia que tenían un negocio de venta de equipo de herramientas y de camping. La pasión de Trigano era el teatro, desde pequeño soñaba con ser actor, intentó en varias ocasiones incorporarse a grupos de teatro pero al ser rechazado varias veces, finalmente se incorporó al negocio de sus padres donde resultó ser un excelente empresario. Durante la segunda guerra mundial Trigano logró transformar  la tienda en una importante distribuidora y fabricante de artículos para camping y cuando Blitz buscaba equipo para montar su campamento Trigano además de conseguir lo necesario se unió al proyecto aportando su experiencia empresarial y por supuesto que el detalle de las obras teatrales y espectáculos en las que participaban los huéspedes fue la realización de la pasión de Trigano y un elemento original de CLUB MED que hasta la fecha es parte fundamentales de las actividades.

Al principio los clubes eran muy rústicos, su público eran jóvenes con presupuesto muy limitado que buscaban principalmente el ambiente muy liberal y paradisiaco del club en el que toda  la comida y bebidas ya estabas incluidas.

Al poco tiempo los espectaculares banquetes, actividades deportivas, la yoga, las representaciones teatrales y el gran ambiente fueron ganando fama mundial, al mismo tiempo desarrollaron el concepto jerárquico en las villas con los “jefes de villa” y los GO’S que son animadores y operadores de las actividades que conviven con los miembros del club (los huéspedes).

Pasaron los años y el Club Med se adaptó a las necesidades y gustos de sus miembros, fue así que la marca, que fuera conocida como sólo para adultos, pasó a ser también una experiencia maravillosa para familias con niños, hoy vemos frecuentemente como los padres disfrutan solos de sus actividades de adultos mientras sus niños la pasan increíble acompañados por los GO’s y por la noche, después de la cena, nos presenta un show en el que sus mismos niños actúan y luego los GO’s nos deleitan con cantos y bailes interactuando con los huéspedes.

Desde la década de los 80, varias cadenas hoteleras y navieras imitaron y adoptaron el  concepto de “todo incluido”, pero algo que siempre ha caracterizado al Club Med es el inigualable espíritu y su equipo de cientos de GO’s que tienen en sus 81 villas por todo el mundo. Los GO’s, son jóvenes animadores  minuciosamente seleccionados y entrenados para complacer y atender a los huéspedes y algo importantísimo es que se la pasan increíble mientras trabajan y esa felicidad y espíritu lo transmiten a los huéspedes. Los mejores GO’s viajan por el mundo entre las diferentes villas y varios se especializan desarrollando sus habilidades en muy alto nivel participando como instructores de diversas actividades como acrobacia para niños, esquí acuático, fotografía, velero, coreografía, danza, etc.

En México contamos con dos Villas de Club Med, en Ixtapa y en Cancún, ambas situadas en las mejores playas de cada lugar. Puedes viajar con amigos, con tu pareja y por supuesto con tus niños.

Club Med de hoy ya nos son las rusticas cabañas sin televisión del siglo pasado, desde la última década, inspirados por su símbolo con el tridente del Rey Poseidón, ahora nos ofrecen 5 tridentes en todas sus villas brindando un gran confort de lujo moderado al tiempo que disfrutas de las actividades según tu preferencia.

Lo más novedoso ahora son las suites de lujo que brindan un servicio más personalizado y hasta para una luna de miel las recomiendo mucho.

Hace 67 años, dos jóvenes idealistas crearon un concepto fenomenal para disfrutar nuestro tiempo más preciado que es para vacacionar y definitivamente les puedo decir: Club Med “C’est Bon Pour Le Moral”

https://www.youtube.com/watch?v=Y5Ab_5ErNjs

 

Desde 2001, Roni Rubinstein es director de Viajes Excélsior, Licenciado en Administración de Hoteles por el Technion en Tel Aviv, certificado agente de viajes por el Travel Institute en Wellesley, Massachusetts y colaborador del CPT de México  México.

Contacto: roni@viajesexcelsior.com.mx. Tel. 3098 88 88.