Viaje multigeneracional en el Allure of the Seas

Hace poco fui invitado a un viaje en crucero con toda mi familia. Encantado de ver a todos, pero poco emocionado al imaginarme en un crucero enorme, rodeado de multitudes y largas colas para comer. ¡Ah! Pero después de haber vivido esta experiencia en el Allure of the Seas, no me queda más que asegurarles que con gusto me embarcaría nuevamente en él.

Cuando una familia multigeneracional quiere realizar un viaje “todos juntos”, hacerlo a bordo de un crucero es sin duda una de la opciones más adecuadas, seguras y en la que se obtiene un gran valor por la inversión necesaria para este tipo de viajes.

Multigeneracional es cuando al menos tres generaciones viajan juntas: abuelos, padres, hijos y en este siglo 21, encontrar a familias de 4 generaciones resulta cada vez más frecuente.

Vivimos una era en la que los abuelos viven más años, o se encuentran en mejores condiciones físicas para viajar, y sin embargo, con el ritmo cosmopolita que llevamos, muchas familias ya no se reúnen con la frecuencia de antes;  comúnmente alguno de los miembros vive en otro país y al menos una vez al año quieren realizar un viaje juntos. Pero cuando decimos juntos, entra el tema de necesidades y gustos diferentes que cada generación presenta, y es aquí donde embona perfecto el viaje en crucero, y mientras más grande y extenso en su variedad de actividades, más satisfechos quedan todos los integrantes de una familia, especialmente cuando se trata de un crucero como el  Allure of the Seas, que más que un barco gigante es una maravillosa ciudad flotante.

 

De hecho son tres barcos colosales que la naviera Royal Caribbean opera como la serie Oasis. Primero se inauguró el Oasis of the Seas en 2009, al año siguiente el Allure, y en 2016 el Harmony of the Seas. Los tres con dimensiones y características muy similares.

El Allure cuenta con más de 2 mil camarotes y una capacidad para 7,148 pasajeros, que podría decirse que es como el doble de capacidad de pasajeros de los cruceros convencionales.

Este tipo de viajes familiares en crucero se ha hecho muy popular en la última década pero lo novedoso está en la inmensa variedad de actividades que ofrece el Allure como sus 4 piscina – una es solo para adultos – 26 centros culinarios, 37 bares, parque temático con carrusel, teatros, pista de hielo, tirolesa que atraviesa el barco, pared para escalar, simulador de olas para surfear, diversas áreas para pasear como el Central Park, tiendas, un inmenso casino, spa, gimnasio, área de juegos para niños, espectáculos abordo y mucho, mucho más. Definitivamente muy diferente a los cruceros de los años 80 en que el pasatiempo clásico era pasear alrededor de la cubierta del barco, jugar ajedrez en la terraza o asistir al Bingo de la tarde.

 

Al momento de abordar te das cuenta que la organización es formidable, pregúntale a un hotelero que ha trabajado en la recepción cuanto tiempo le tomaría a su hotel registrar a 7 mil huéspedes que llegan con pocas horas de diferencia al mismo tiempo que otros 7 mil huéspedes están  desalojando el hotel…. y a esto, agrégale trámites migratorios y revisión de seguridad.  En el Allure todo está muy bien calculado para evitar aglomeraciones, y mucho de esto se basa en la información que obtienen de los pasajeros conforme van confirmando sus reservaciones como edades, eventos a los que quieren asistir, excursiones de puerto, elección de restaurantes, horarios para la cena, o hasta un horario reservado para tomarse una foto toda la familia en el lugar apropiado.

Pero si creen que con tantas opciones es muy fácil organizar el viaje multigeneracional en el crucero, están muy equivocados.

 

No es que sea imposible decidir la fecha y avisarle a todos que “los abuelitos pagan” y nos vemos en el puerto…  pero la realidad es que hay infinidad de arreglos previos que se deben realizar para lograr un viaje óptimo y después de todo, es un viaje muy importante que representa una gran inversión de dinero y tiempo de calidad que amerita planear todo de forma impecable; y esto solo lo puede lograr un agente de viajes profesional y ampliamente experimentado.

Aquí les pongo tan solo unos ejemplos básicos del por qué es importantísimo que un agente de viajes profesional les coordine a todos el viaje :

Hablemos de la inversión: Digamos que viajan unas 20 personas de la familia, un agente de viajes profesional puede obtener una tarifa grupal con mejores condiciones y precio de las que la naviera ofrece en su página web.

 

Hay mucha demanda y en lo que todos logran ponerse de acuerdo en la fecha, el agente de viajes puede lograr un bloqueo grupal de cabinas temporal, y al confirmar, asegurar que todos los camarotes estén en una misma área, lo que resulta muy importante con estas dimensiones de barco.

Y algo muy importante que solo un buen agente de viajes puede lograr y es que a la hora de la cena, los sienten a todos juntos, ya sea en una misma mesa o mesas adjuntas, esto es importantísimo ya que quizás sean los únicos momentos en que toda la familia se reunirá durante la travesía.

El proceso de reservación es muy estricto, es en línea y para muchos resultará bastante tedioso con muchos detalles confusos que algunos no van a saber cómo ingresar en la reservación.

En Viajes Excélsior….

Nuestro agente experto se convierte en el asesor y asistente de la familia, ingresando en la reservación toda la documentación requerida y verificando que todo está en orden. Realiza las reservaciones de vuelos bien coordinados para cada uno, el traslado al muelle, los seguros de viaje o resuelve temas complicados como cambios de nombre o la renta abordo de un Scooter eléctrico para discapacitados,  verifica el tema de las visas y vigencia de los pasaportes y habrán también muchos servicios gratuitos o con costo adicional que cada miembro puede elegir a su gusto y las puede comprar previamente o a bordo, como el internet a bordo, plan de bebidas, cenas en restaurantes de firma o excursiones de puerto.

Conforme avancen en este proceso, notarán lo valioso que resulta contar con el apoyo de un agente de viajes experto.

Escrito por Roni Rubinstein, director de Viajes Excélsior

Tel: 55- 3098 88 88  roni@viajesexcelsior.com.mx